Lunes - Viernes 09:00 - 20:00

Sábados y Domingos 09:00 - 15:00

Av. Ejército Nacional 161. Col. Anzures

Del. Miguel Hidalgo. Distrito Federal

La importancia de una maternidad y paternidad más responsables

maternidad y paternidad responsable

La importancia de una maternidad y paternidad más responsables

Ser mamá o papá es un reto que nos regala la vida y que debemos afrontar con amor, al mismo tiempo que con generosidad, responsabilidad y entrega. Es un camino repleto de aprendizajes y casi podría considerarse una aventura.

En este sentido cada pareja intenta dar lo mejor de sí y, aunque no existen unas reglas básicas que se deban cumplir, sí que es necesario asumir este nuevo rol que nos llega bajo la perspectiva de una maternidad y paternidad responsable.

Pero ¿qué quiere decir este concepto? La maternidad y paternidad responsable se basa en la decisión consensuada y meditada de tener un hijo y en el compromiso compartido de llevar a cabo una crianza responsable.

A continuación hablaremos sobre sus características, diferencias y el papel que juegan los métodos anticonceptivos en la crianza responsable de los hijos.

Maternidad y paternidad responsable: Características

Con el fin de poder ejercer una maternidad y paternidad responsable, lo primero de todo es conocer sus características o bases sobre las que se fundamenta esta idea.

  • Respeto por la decisión que se está tomando. Y ese respeto pasa por el consentimiento de los miembros de la pareja y por aceptar el compromiso que supone este desafío vital.
  • Conocimiento de las consecuencias de tener un hijo. Es necesario ser consciente de que tener un hijo implica asumir responsabilidades como su crianza, educación o formación en valores.
  • Consciencia de la situación económica, sanitaria y psicológica de la pareja. Un niño necesita para su desarrollo tanto recursos económicos, como un entorno saludable en el que crecer.
  • Ética y moral. En caso de que no podamos garantizar las condiciones idóneas que un hijo necesita, es importante ser lo suficientemente maduros para tomar la decisión de prevenir o interrumpir a tiempo un embarazo no deseado.

No obstante, aunque las características de maternidad y paternidad responsable son similares. A la hora de profundizar en cada uno de ellos de forma individual, y no como pareja, aparecen algunas diferencias.

Diferencia entre maternidad y paternidad responsable

Tradicionalmente ha existido la idea de que la maternidad responsable pasa por ocuparse de la crianza de los hijos, mientras que la paternidad se enfoca en conseguir recursos económicos para el hogar.

Este concepto está cambiando. Y las nuevas generaciones ya no defienden esta postura, sino que practican sus respectivos roles de forma igualitaria, repartiendo responsabilidades tanto en la crianza, como en la economía familiar.

No obstante podemos todavía mencionar alguna diferencia entre maternidad y paternidad:

  • Transformación física. Es evidente que la mujer es la que sufre la transformación física que un embarazo implica. La mayoría vive estos cambios con felicidad e ilusión. Pero también las hay a las que les afecta emocionalmente.
  • Dependencia del lactante. Mientras que el bebé esté siendo amamantado, dependerá siempre de su madre. Esto también forma parte de una maternidad responsable. Y es una de las grandes diferencias entre estos conceptos que estamos tratando.
  • Cambios emocionales. Los vaivenes hormonales también afectarán a las emociones de la mujer. Otro de los grandes retos a superar y que es competencia absoluta de la mujer. Aunque eso sí, la pareja siempre puede prestar apoyo.
  • Vida profesional. Por regla general, la vida profesional de la mujer siempre se ha visto más perjudicada a la hora de tener un hijo. Sin embargo, esto no debería ser así. Una mujer es igual de competente antes y después de ser madre. Por suerte, vamos caminando hacia el cambio.

Paternidad vs maternidad: Hacia una crianza más responsable

Como decíamos, a día de hoy existen algunas diferencias entre maternidad y paternidad responsable. Las hay que son incuestionables, pues por naturaleza deben ser así, pero también hay otras que pueden cambiar y lo están haciendo.

Esa idea preconcebida de la que hablábamos antes, cada vez tiene menor peso. Las nuevas generaciones no ven como tarea exclusiva de la mujer la crianza responsable de los hijos. Ni tampoco ven como obligación única del hombre conseguir recursos económicos.

Por suerte, estamos caminando hacia el cambio. Y esto pasa por compartir responsabilidades desde el momento de la toma de decisión de tener un hijo.

En este sentido, la maternidad y paternidad responsable se verá enriquecida. Y quienes más ventajas tendrán, serán los hijos. Podrán disfrutar de sus dos progenitores a partes iguales.

El rol de los anticonceptivos en la crianza responsable

Hablar de crianza responsable de los hijos, también es hablar de métodos anticonceptivos, pues en caso de no cumplir con las características que mencionamos antes, es necesario tomar medidas para prevenir el embarazo.

Es una decisión madura que te ayudará a dar el paso cuando realmente estés preparado o preparada para ello.

Existen diferentes métodos anticonceptivos que puedes usar hasta entonces. Por ejemplo:

  • Métodos anticonceptivos (de barrera y emergencia). Lo ideal es prevenir, por ejemplo, con métodos de barrera – condon -, antes que tener que acudir a métodos de emergencia – pastilla de emergencia o post day-.
  • Implante anticonceptivo. Dura hasta 4 años y tiene una efectividad del 99,5%. Presenta algunos efectos secundarios en la mujer.
  • Vasectomía. Es uno de los métodos que más ventajas ofrece en cuanto al ejercicio de una paternidad responsable. Dura para siempre y tiene una efectividad superior al 99%.
  • DIU. Este otro dura hasta 10 años, se implanta en mujeres, entre quienes puede tener efectos secundarios, y su efectividad es del 98%.
  • Inyección anticonceptiva. Y por último, este otro método, llega a tener una efectividad del 95% y su duración no supera en ningún caso el 95%.

Esta información es clave para poder ejercer una paternidad y maternidad responsable. Así como para compartir en pareja la decisión de formar una familia y el compromiso que esto implica.

Si aún no lo tienes claro, date un tiempo. Y si ya tienes hijos y no deseas tener más, valora las distintas alternativas que te ayudarán a prevenir y ejercer tu responsabilidad con los hijos que tienes y con los que puedas llegar a tener.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Call Now Button