Lunes - Viernes 09:00 - 20:00

Sábados y Domingos 09:00 - 15:00

Av. Ejército Nacional 161. Col. Anzures

Del. Miguel Hidalgo. Distrito Federal

¿Qué es un legrado uterino? Consecuencias y cuidados posteriores

legrado uterino

¿Qué es un legrado uterino? Consecuencias y cuidados posteriores

A pesar de ser una técnica desfasada, el legrado uterino es algo habitual en zonas rurales, pueblos pequeños y clínicas que no han actualizado sus procedimientos. En clínica Ginecea, siguiendo las indicaciones de la OMS, hemos optado por eliminarla de nuestros servicios.

La razón es que se trata de una técnica que implica riesgos y requiere de cuidados posteriores. Por lo que siempre recomendamos a nuestras pacientes evitarla y apostar por medicamentos para abortar o técnicas seguras como el AMEU.

A continuación, detallaremos qué es el legrado uterino, qué tipos existen, cuáles son las consecuencias de practicarlo y la recuperación y cuidados posteriores que requiere.

Legrado uterino por aborto: Definición

Antes de ahondar en otros aspectos sobre el legrado uterino instrumental, conviene definir qué es para así también entender por qué la OMS desaconseja su práctica.

El legrado uterino es una técnica que siempre debe ser realizada por médicos especialistas que consiste en raspar y extraer el endometrio del interior del útero.

Es una cirugía que se lleva a cabo con anestesia local y dura en torno a unos 15 minutos. Normalmente se utiliza para provocar el aborto. Y lo que se hace es extraer al embrión junto al resto del endometrio a través del raspado, o también llamado curetaje, que se realiza.

Por otro lado, es una técnica que igualmente se aplica tras un aborto espontáneo. Cuando ocurre y el feto muere sin ser expulsado, una de las formas de extraer el embrión es esta. Además, el legrado uterino puede usarse para tratar menstruaciones irregulares, incrustaciones del DIU o miomas y pólipos endometriales.

¿Qué es un legrado uterino o legrado uterino instrumental?

Después de ver la definición del legrado instrumental uterino, es preciso explicar cuál es el proceso que se lleva a cabo para extraer el endometrio y, en casos de aborto, el embrión.

  • Raspado. Seguidamente se introduce en el útero el instrumento que va a realizar el raspado y se comienza con el legrado.
  • Aspiración. De forma opcional, se pueden emplear métodos de aspiración para eliminar la capa de endometrio.
  • Dilatación del canal cervical. Lo primero que se hace es dilatar el canal cervical del útero con un utensilio médico denominado espéculo. En algunos casos se aplican prostaglandinas para favorecer la entrada de los instrumentos que se usarán.

Esta técnica, tal y como la hemos descrito, guarda ciertos riesgos para la salud de la mujer. Es por ello que ya no se suele llevar a cabo, sino que se opta por opciones más avanzadas bajo técnicas de interrupción legal del embarazo.

Tipos de legrado uterino

Veamos ahora de forma más específica los tres tipos de legrado uterino que existen; hemostático, obstétrico, por aspiración.

Al igual que hemos comentado antes de forma genérica, ninguno de ellos se recomienda actualmente.

Legrado uterino homeostático

Este tipo de legrado ayuda a mantener el equilibrio entre las diferentes funciones que se producen en un organismo. No es de los más populares, pero conviene conocerlo si estás pensando en interrumpir tu embarazo con esta técnica.

Legrado uterino obstétrico

Este otro no es más que una intervención quirúrgica basada en la extracción de los restos de la gestación que hayan quedado en el útero. Normalmente se aplica en un aborto retenido o espontáneo.

Legrado uterino por aspiración

Por último, el legrado uterino por aspiración se basa en succionar el endometrio y el embrión a través de métodos de aspiración de gran potencia. Dicen que es el que mejores resultados ofrece, aunque a veces es necesario completarlo con un legrado por raspado.

Legrado uterino: Consecuencias

Como decíamos antes, cuando hablábamos sobre qué es un legrado uterino por aborto, esta técnica es complicada en cuanto a los efectos secundarios o consecuencias que tiene y los cuidados que requiere tras la intervención.

Es por ello que si lo que se desea es realizar una interrupción del embarazo segura, lo mejor es optar por métodos farmacológicos o el AMEU.

Algunas de las consecuencias del legrado uterino son:

  • Dolor después de un legrado uterino. Las molestias provocadas por la intervención son bastante frecuentes. Se pueden aliviar con analgésicos y reposo.
  • Sangrado abundante. Cuánto dura el sangrado por legrado uterino es una de las preguntas frecuentes sobre esta técnica. Suele durar entre 10 días y un mes.
  • Dolores o cólicos. Las siguientes 48 horas después del legrado uterino es habitual tener dolores similares a los de la menstruación. Se pasarán pasado este tiempo.

Legrado uterino: Recuperación y cuidados posteriores

A pesar de que hemos repetido en varias ocasiones que no recomendamos su práctica por ser una técnica desfasada, si has decidido llevarla a cabo o acabas de someterte a un legrado uterino recientemente, aquí tienes algunas recomendaciones para tu recuperación.

Lo primero de todo es guardar reposo, especialmente las primeras horas tras la intervención. Como has visto, las consecuencias pueden ser algo dolorosas y molestas.

Otros cuidados posteriores al legrado uterino son los que vamos a comentar ahora.

¿Qué hacer después de un legrado uterino?

Aunque en los siguientes párrafos te dejamos un listado de recomendaciones para la recuperación del legado uterino, lo ideal es seguir las indicaciones del médico o equipo de profesionales que hayan practicado el legrado.

Ellos son los que conocen el caso de cerca y pueden dar los mejores consejos. No obstante, existen una serie de cuidados posteriores generales que te ayudarán a evitar complicaciones.

  • No tener relaciones sexuales después de un legrado uterino. La primera recomendación sobre qué hacer después de un legrado uterino es no mantener relaciones sexuales. Toda intervención quirúrgica, por mínima que sea, requiere de un reposo para que el tejido dañado pueda sanar.
  • Evitar el uso de tampones. El material de estos productos podría dañar las paredes vaginales, expuestas tras el raspado y el procedimiento del legrado. Además, es necesario pensar en las infecciones. La piel vaginal está desprotegida tras un legrado y sería muy fácil contraer alguna infección.
  • Eliminar de la rutina las duchas vaginales y los baños. Igual que en los casos anteriores, es necesario evitar cualquier práctica que pueda dañar la zona que se ha visto afectada por la intervención. En este caso hablamos de un extra de humedad que podría causar algún tipo de complicación.

Sea como sea, si vas a interrumpir tu embarazo, hazlo siempre en manos de expertos y de forma segura.

Tu salud es lo más importante. Confía en técnicas recomendadas por la OMS, infórmate y protégete.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Call Now Button