Mastografía

Hablar de mastografía es hablar de cáncer de mama, es hablar de prevención; ¿sabías que el cáncer de mama es el cáncer más frecuente en la mujer, es uno de los cánceres más frecuentes en el mundo entero, en México, e incluso es una de las principales causas de muerte?

Las formas en las cuales se debe de prevenir el cáncer de mama son las siguientes:

  1. Examen clínico (con tu ginecólogo, la cual debe ser anual).
  2. Autoexploración: a partir de los 20 años. (es importante mencionar que la autoexploración debe tener su orden y su rutina, la manera adecuada de hacerla es tocar ambos senos de manera mensual, 7 días después de que haya terminado tu menstruación, o si eres irregular fijar una fecha, pero de manera mensual) y también en un día fijo si eres una mujer postmenopáusica (que ya no tiene menstruación).
  3. Estudios de mastografía y ultrasonido, en pacientes con riego.

La mastografía es un estudio de rayos “X” que se recomienda a mujeres de 40 a 69 años de edad, sin signos, ni síntomas de cáncer (asintomáticas) y tiene como propósito detectar anormalidades en las mamas, que no se pueden percibir por la observación o la palpación.

Las mastografías buscan detectar cambios o anormalidades en los tejidos del seno que con el tiempo pueden convertirse en problemas. Pueden descubrir pequeños nódulos o masas que no los puede sentir una persona. Si se descubre alguna anormalidad mediante la mastografía se requerirán estudios adicionales para descartar o confirmar el diagnóstico. En caso de que el resultado sea normal, se citará a una nueva mastografía en dos años.

¿En qué consiste el estudio? El estudio consiste en tomar 2 radiografías de cada mama: de los lados y de arriba hacia abajo. Tarda aproximadamente 15 minutos y causa molestias que son tolerables ya que se requiere comprimir el pecho. No todos los resultados anormales significan cáncer, de cada 10 mujeres con mastografía anormal, sólo una tiene cáncer (pero no hay que confiarnos). Por lo tanto, si tienes un resultado anormal, será necesario realizar más estudios para tener un diagnóstico definitivo.

Existen dos tipos de mastografía:

  • La mastografía de detección oportuna, también conocida como de tamizaje, que se usa en mujeres que no tienen signos ni síntomas de cáncer de mama.
  • La mastografía diagnóstica, se recomienda en mujeres después de que se detecta alguna bolita o abultamiento, o algún otro signo o síntoma de cáncer de mama como por ejemplo, cambios en la consistencia o color de la piel, hundimientos, aumento de tamaño de alguno de los senos, secreción por el pezón, dolor, entre otros.

Recomendaciones para el día de la mastografía

  • Vestida de preferencia con ropa de dos piezas (blusa y pantalón o blusa y falda) así no habrá necesidad de quitarte toda la ropa el día de tu estudio.
  • Bañarte y no ponerte desodorante ni talco, esto es importante porque la mayoría contienen minerales que no dejan ver con claridad las imágenes de Rayos X.

Hablando de mastografía, se practica cada 2 años,  después de los 40 años de edad y hasta los 69 años de edad.

El ultrasonido de las mamas, se realiza en mujeres con riesgo o que se sospeche de enfermedad de mamas y sean menores de 40 años de edad.

Variantes en la rutina de realización de la mastografía:

En mujeres menores de 40 años no se recomienda la mastografía; en los casos en que se sospeche que el cáncer de mama es hereditario, debe tener un seguimiento oportuno, por lo cual la mastografía se debe realizar:

10 años antes de la edad en la que se presentó el caso más joven de cáncer en la/el familiar. Ejemplo: supongamos que tu tía, abuela materna/paterna se le detectó cáncer de mama a los 45 años, por ser antecedente de importancia a ti se te tendría que realizar la primera mastografía a los 35 años de edad.

#Mastografía #OctubreRosa #LuchaContraElCáncerDeMama #SaludDeLaMujer