Fetiches: Voyerismo

Entre los fetiches sexuales encontramos el voyerismo, que es la tendencia a observar a otras personas desnudas o realizando actos sexuales, el voyerista encuentra la excitación cuando la persona (o personas) a quien espía no sabe que es observada.

El término proviene del francés voyeur (mirón) y como mencionamos, el voyeur se esconde para observar pues la emoción de no ser descubierto incrementa el placer. Aunque este acto atenta contra la intimidad de otras personas, el voyerista no suele ser agresivo, es decir este fetiche no está ligado a la violencia sexual.

Las estadísticas indican que los hombres se inclinan más por esta tendencia pues dependen del sentido de la vista para alcanzar la excitación sexual, mientras que las mujeres suelen tener tendencia al contacto físico más que a la vista.

Este fetiche, al invadir la intimidad de las personas, en algunas culturas se considera una perversión por lo que está clasificado como un delito sexual.