Métodos Anticonceptivos: Inyección trimestral

La inyección anticonceptiva es segura y efectiva si la usas correctamente. Contiene una hormona parecida a la que normalmente produce tu cuerpo, evita la producción de óvulos y hace que el moco del cuello uterino sea tan espeso que los espermatozoides no lo puedan atravesar.

La inyección anticonceptiva trimestral  evita un embarazo si te aplicas la primera inyección inmediatamente después de un aborto o parto, o en los primeros 5 días de tu periodo. Si te aplicas la primera en cualquier otro momento, debes usar otro método anticonceptivo como el condón durante los primeros 7 días.

Debes aplicarla cada 12 semanas independientemente si tienes el periodo o no, en caso de ser necesario puedes aplicarla desde 2 semanas antes o máximo 4 semanas después de la fecha exacta.

Beneficios

  • Te protege durante 3 meses
  • Puede disminuir los cólicos menstruales
  • Puede reducir la cantidad de sangrado
  • Puedes usarlo mientras estás amamantando
  • Sólo tienes que recordarla 4 veces al año

¡Olvide ponerme la inyección!

Si olvidas aplicarte la inyección y han pasado más de 4 semanas no olvides que debes usar otro método anticonceptivo (condón durante 7 días), esto aplica para todos los métodos hormonales, si tu tiempo de margen fue excedido, es como si volvieras a iniciar, aplicas la inyección y durante 7 días debes usar otro método.

¿Tuviste relaciones sexuales y no habías aplicado la inyección?

Las dos opciones anticonceptivas serán:

  1. Anticoncepción de emergencia (en los primeros 3 días después de la relación)
  2. Uso de DIU (primeros 7 días)

No olvides que la anticoncepción de emergencia sólo se debe usar máximo una vez cada 6 meses, éste NO constituye un método de planificación familiar periódico, ni de uso rutinario.

Usa correctamente la inyección anticonceptiva y evita embarazos no deseados. Ten una vida sexual responsable.