Hombres: aliados del feminismo

Hombre:  Si simpatizas con la idea de crear un mundo más justo con igualdad de derechos pero no tienes idea de qué hacer, te sugerimos 5 acciones sencillas.

 

1) Reconoce tus privilegios

El primer paso es reconocer que existe un problema, en este caso, que los hombres tienen privilegios que las mujeres no. Seguro sabes que a las mujeres les pagan menos que a los hombres por realizar las mismas actividades ¿Es justo? No, pero sucede. Que no te lo digamos nosotras, haz el ejercicio de pensar en tres situaciones (a nivel personal, local o mundial) de desigualdad entre hombres y mujeres.

2) Haz labores domésticas

En tu casa ¿Quién cocina, lava los platos, trapea, lava la ropa, cuida a los niños? ¿Tu esposa? ¿Tu mamá? ¿Tu hermana? Es hora de comenzar a realizar la misma cantidad de trabajo en casa, las labores domésticas no tienen género así que intenta realizar el 50% de los trabajos del hogar. Claro, no olvides también compartir tus conocimientos de electricidad, plomería y mecánica con las mujeres, porque, recordamos, el trabajo no tiene género.

3) Consume productos culturales creados por mujeres

Seguro que amas la música, el cine, las series, la pintura, los libros, los videojuegos, algo que te apasiona. Escoge ‘ese algo’ e investiga a las mujeres involucradas en el medio, te darás cuenta que hay un montón creando cosas fantásticas, dales el mérito que merecen.

4) Detén el machismo

Cuando un compañero de trabajo, familiar o amigo haga comentario sexistas o cuenta una anécdota sexista, detenlo, no te rías o festejes el ‘chiste’, explícale qué hay detrás. ¿Después de leer lo anterior esperas no verte en esa situación porque puedes perder algún amigo? Es probable, a nosotras nos pasa seguido, es más, nos ven con cara de ‘loca’ pero nadie dijo que sería fácil.

5) Asume tus responsabilidades durante el sexo

La protección es obligación de los dos no solo de la mujer ¿Quieres que ella sea la que se cuida? Quizá ella prefiera que uses condón. Deberás asumir que ambos tienen responsabilidad y no puedes imponer tu autoridad ‘porque no se siente igual’. Esperaríamos que estuviera de más decirlo, pero la realidad es que no, recuerda que la relación sexual también debe ser una decisión de los dos, y el consentimiento debe ser explícito.