El VPH (virus del papiloma humano) es una infección transmitida comúnmente por contacto sexual. En la mayoría de los casos es inofensiva, los síntomas no se manifiestan y una persona infectada nunca se da cuenta que la padece, pero en otros casos provoca verrugas genitales o cáncer.

El VPH puede prevenirse y la vacuna es una forma de prevenirla.  Consta de tres aplicaciones para proteger de los más de 100 virus del VPH, que pueden infectar vulva, vagina, cuello uterino, recto, ano, pene o escroto.

Su aplicación se recomienda antes de iniciar la vida sexual, sin embargo, se puede aplicar después, incluso si ya se cuenta con una cepa del virus, porque la vacuna protege contra otras cepas que aún no se hayan contraído.

En la clínica Ginecea contamos con esta vacuna. Te recomendamos visitar a tu Ginecólogo al menos dos veces al año y realizarte los exámenes necesarios. Ginecea cuenta con médicos Ginecólogos especializados.

Llámanos. (55) 5531-1031