Inyección anticonceptiva: altamente efectiva para prevenir embarazos

La inyección anticonceptiva contiene hormonas, ya sea una progestina sola o una progestina y un estrógeno juntos, esto hace que el cuerpo deje de liberar óvulos y que el moco del cérvix sea más espeso. Al dejar de ovular, la mujer está protegida de embarazos porque no dispondrá de ningún óvulo que pueda ser fecundado.

Si se usa adecuadamente, la inyección anticonceptiva tiene una efectividad superior al 99%, sin embargo, si no se recibe a tiempo puede que no se esté protegida y se deberá usar un método anticonceptivo adicional durante las semanas que se demore en poner la siguiente inyección.

Es indispensable que sea aplicada por un médico. Tu ginecólogo o ginecóloga es la persona indicada para asesorarte e indicarte, según tu historial, si este método es el mejor para tu cuerpo y estilo de vida. Si deciden que sí, también te indicará la temporalidad en que se debe aplicar: mensual, bimestral o trimestral, tampoco olvides preguntar los efectos que tendrá en tu cuerpo.

Pros
Dura de 1 hasta 3 meses
Permite la espontaneidad sexual y no interrumpe el sexo
No requiere atención diaria o semanal
Puede ofrecer una alternativa a aquellas a las que los estrógenos les afectan
Se puede usar cuando se está amamantando
Puede disminuir las menstruaciones abundantes y dolorosas en algunas
mujeres

Contras
Se debe estar al pendiente de los meses que se ha usado
Puede causar dolor de cabeza, aumento de peso, molestias abdominales
Después de suspender la inyección la menstruación y la fertilidad pueden
tardar hasta un año en regresar
Puede producir alteraciones menstruales
No protege contra la infección por VIH (SIDA) ni contra otras Infecciones de
transmisión sexual (ITS)

Para Mayor Informacion comunícate con nosotros

#ClinicaGinecea #MetodosAnticonceptivos #PastillaDeEmergencia