Las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) también se conocen con el nombre de enfermedades venéreas o infecciones de transmisión sexual (ITS). Queremos compartir esta información contigo para que aprendas a prevenirlas, ya que las mujeres son las mas afectadas.

Las ITS son un conjunto de patologías infecciosas y contagiosas que se transmiten de una persona a otra mediante los  fluidos corporales, adquiridas principalmente por contacto sexual.

Las ITS son causadas por:

• Virus: Como en el caso del virus de papiloma humano(VPH), herpes, hepatitis o VIH.
• Hongos: Como la cándida albicans que produce la candiasis.
• Bacterias: Que producen Sifilis y Gonorrea.
• Parásitos: Que conducen a sarna, tricomonas y piojos en el area púbica también llamados “ladillas.”

Las ITS se transmiten a través de las membranas mucosas(que permiten que microorganismos patógenos entren al cuerpo) de la boca, pene, la vulva o vagina. Es por ello, que las posibilidades de contagiarse teniendo relaciones sexuales es bastante alta, además de que las cantidades del virus acumuladas en líquidos genitales como la lubricación vaginal o en el liquido seminal son mas altas que en la saliva.

Los síntomas que provocan las ITS y a los que deberas estar alerta son:

• Secreciones purulentas ( es decir, pus) por el pene o vagina.
• Flujo vaginal anormal.
• Picazón  y/o hinchazón de la zona genital.
• Ardor al orinar.
• Dolor o ardor durante el coito.
• Ulceras, verrugas, chancros o heridas pequeñas en los órganos sexuales.
• Fiebre.

Existen alrededor de 30 enfermedades de transmisión sexual que atacan principalmente a la mujer en una relación 26:4. La mayoría de las ITS pueden ser curadas mediante antibióticos si se logran diagnosticar a tiempo, de allí, la importancia de acudir al medico tempranamente y no esconder la posible enfermedad.

Solo el sida y el Herpes simple son las enfermedades de transmisión sexual para las cuales aun no se ha encontrado cura. Esto no significa que no puedan ser tratadas y por ende que la persona contagiada pueda llevar un estilo de vida casi normal por algunos años.

No te automediques ya que podría provocar que las bacterias se fortalezcan y sean más difícil de eliminarlas. El mejor tratamiento contra  ITS  es la prevención. Aquí algunos tips para protegerte a ti y tu pareja:

• Procura que tus relaciones sexuales sean seguras. Recuerda que los métodos anticonceptivos no son métodos contra enfermedades venéreas a excepción del condón usado correctamente.
• No seas promiscuo (a), ni mantengas coitos con personas promiscuas.
• Si crees portar una ITS busca atención medica inmediata.
• Orina antes y después del coito para eliminar las bacterias en la uretra.
• Practica medidas de higiene sexual.
• Revisa tus genitales y los de su pareja constantemente en busca de anomalías.
• El control medico periódico es necesario para tratamientos oportunos.

Esperamos que esta información te sea util y si lo has leído hasta aquí, por favor ayudamos a compartir esta información con tu pareja y amigos.