5531-1031 Y 5531-8375 / 24 - hrs / informes@clinicaginecea.com.mx
Clinica Ginecea

La educación sexual es un derecho básico de todos los hombres y mujeres, debido a que es parte de su desarrollo óptimo y lo cual va a permitirle tener una mejor calidad de vida y bienestar. De acuerdo con lo anterior, los padres y la escuela, deberían ser la fuente de información para los jóvenes. La tarea de los padres es crear un clima de confianza, suprimir tabús y escuchar todas las dudas de sus hijos acerca de relaciones sexuales y sexualidad en general, para que de esta manera puedan trasmitir valores morales y educar en la abstinencia, si ellos lo creen conveniente.

La educación sexual es un tema de primordial ya que en México, los embarazos en adolescentes y las enfermedades de transmisión sexual representan un grave problema de salud, que a pesar de todas las políticas públicas diseñadas para disminuirlo, se sigue manifestando, e incluso, pareciera que van en aumento.

La educación sexual en México se incluyó en los programas de educación básica desde 1974, siendo este acontecimiento pionero en América Latina. Los temas de pubertad y la reproducción humana se comenzaron a discutir en quinto de primaria, mientras en secundaria se abordaban temas como la prevención de embarazos y enfermedades de transmisión sexual. Lamentablemente, los padres se opusieron y se suprimieron los temas de sexualidad de los libros.

En 1982 el tema de la educación sexual se enfoco en la prevención, promoviendo el uso del condón, debido a la amenaza de la epidemia del SIDA. De 1994 hasta ahora, aún sin éxito, se ha planeado implementar temas de género, diversidad sexual y derechos sexuales y reproductivos.

Los embarazos en adolescentes son un problema serio de salud, ya que ponen en peligro el bienestar de la madre y el recién nacido, se incrementan las posibilidades de muerte materna y se despliegan menos oportunidades para mejorar la calidad de vida de la población, por lo que la pobreza y sus consecuencias aumentan, sin olvidar los efectos negativos de abortos clandestinos.

El 25.5% de los hombres de entre 12 y 19 años de edad ha tenido relaciones sexuales, de los cuales el 14.7% no uso un método anticonceptivo. En el caso de las mujeres, 20% ya inició su vida sexual entre los 12 y 19 años y el 33% no se protegió.

La sexualidad, es parte de la socialización y de la vida humana, pero ¿Hasta qué punto estos mismos valores morales que se transmiten de generación en generación, intervienen para que la educación sexual no se trate en casa o se brinde información a medias?

Bueno, pero si muy pocos tratan estos temas con sus padres ¿De quién reciben la mayor parte de la información de sexualidad? La respuesta se encuentra en la escuela, pues el 34% señala siempre a los maestros como sus principales informantes, seguido por los padres con un 24%, por sí mismos 20% ¿Qué tan confiable puede ser la información a la que se acercan estos jóvenes?.

Si eres padre o madre de familia, informarte y luego abre el dialogo con tus hijos, esa sera la mejor educación sexual que le puedas dar en un ambiente de apertura y confianza.