5531-1031, 04455 8739 4480, 04455 36943801 Y 5531-8375 / 24 - hrs / informes@clinicaginecea.com.mx
Clinica Ginecea

El Punto G esta es la pregunta sobre sexo más buscada en el buscador de Google entre adultos de 18 a 65 años, según demuestra un estudio de Durex.

Los científicos no se ponen de acuerdo en si el punto G existe como una estructura anatómica real (como un clítoris interno) o si es simplemente una zona especialmente sensible para muchas mujeres. Lo que sí que se sabe con certeza es que estimular esa zona produce placer y puede llevar a las mujeres a tener orgasmos maravillosos.

Tomando en cuenta que cada mujer es distinta y que no es una regla universal la localización del punto G, es más la sensibilidad que tenga la mujer que el propio punto G en sí, así que no te rindas y sigue probando donde sientes mas placer al tener relaciones sexuales, lo mas importante es la comunicación en pareja.

Este ansiado punto G se localiza en el interior de la vagina, a unos 6-8 cm de entrar en ella, más concretamente en la parte superior una vez dentro de la vagina. Aquí abajo un esquema en el que se muestra su ubicacion.

 

El punto G femenino se encuentra a muy pocos centímetros del orificio de la vagina y, para llegar a él, tendrás que introducir los dedos índice y corazon, doblándolos una vez estén dentro de tal manera que lleguen a formar un ángulo de 90º. Solo así podrás llegar a estimular tu punto G, el cual lo notarás como una especie de bultito que tiene unos pequeños granitos en su superficie.

Se llama punto G por el doctor alemán Ernst Gräfenberg que hizo una serie de estudios sobre la sensibilidad erógena femenina dando con una zona especialmente sensible para las mujeres. Aunque este nombre no se le dio definitivamente hasta los años 80, cuando la sexóloga Beverly Whipple llamó a esta zona tan sensible punto G en honor al doctor alemán de tan complicado apellido en uno de sus libros.

Samantha Evans asegura que una de las mejores formas de estimular el punto G es utilizar un juguete sexual curvado, algo para lo que no hace falta tener compañía: “Pruébalo a lo largo de todo el mes, ya que los cambios hormonales que se producen en tu cuerpo pueden tener un efecto positivo en tus niveles de sensibilidad y excitación sexual”.

No te obsesiones con tener un punto G, limítate a disfrutar de las sensaciones placenteras del sexo”, recuerda Evans. Y concluye: “El hecho de que la gente crea o no crea en el punto G no importa realmente. Lo que de verdad importa es disfrutar del fantástico placer del sexo”.

WhatsApp chat