5531-1031 Y 5531-8375 / 24 - hrs / informes@clinicaginecea.com.mx
Clinica Ginecea

El implante anticonceptivo es una varilla pequeña y delgada del tamaño de un fósforo. El implante libera hormonas en el organismo que previenen el embarazo.

Una enfermera o médico coloca el implante en el brazo, y listo, estas protegida contra el embarazo por un periodo de hasta 4 años. Es un método anticonceptivo muy conveniente por que prácticamente es para ponerse y olvidarse de el.

El implante va a liberar hormonas, estas hormonas evitan el embarazo de dos maneras:

• La progestina espesa el moco en el cuello uterino, lo cual previene que el espermatozoide nade hasta tu óvulo. Si el esperma no se encuentra con el óvulo, no se produce el embarazo.

• Además, la progestina puede evitar que los óvulos salgan de los ovarios – lo que se conoce como ovulación – por lo tanto, no hay óvulos para fertilizar. Cuando no se liberan óvulos, no puedes quedar embarazada.

Una de las ventajas del implante es que dura mucho tiempo hasta, hasta 4 años; sin embargo, no es permanente, como la ligadura de trompas. Si decides que quieres quedar embarazada o simplemente no quieres tener más el implante, el médico lo puede retirar. Puedes embarazarte rápidamente después de que se retira el implante.

Una de las desventajas es que no protege contra las enfermedades de transmisión sexual. Deberas usar un método de barrera, como el condón o condón femenino cada vez que tienes una relación sexual para reducir las probabilidades de contagiarte de una infección por transmisión sexual.

En conclusion, el uso del condón junto con el implante es una combinación perfecta para evitar el embarazo y proteger tu salud contra enfermedades de transmisión sexual.

Si tienes dudas acerca de que método anticonceptivo usar, llama a Clinica Ginecea y te atenderemos con mucho gusto.